OLOT

De visita a la Fageda d’en Jordá, mis compañeros Jose Carvajal, Isa Vilà y yo hicimos tomas de vídeo y fotografías de todo lo que nos llamaba la atención Revisando los brutos me di cuenta de que había una posibilidad narrativa muy interesante delante nuestra: al montar todos los archivos, obtendríamos una visión plural y a veces intercambiable de la experiencia que compartimos, siendo capaces de ponernos en las pieles de los otros a través de aquello que consideraron necesario inmortalizar. Y así nace esta pieza, en el límite del cortometraje y explotando las posibilidades formales del vídeo original con su puesta en montaje.