ATRACO A LOS OJOS DEL VERANO

Este verano ha ocurrido en un equilibrio muy precario entre vivir y grabar. En lo poco grabado, un vistazo apenas de la magia vivida. El amor tiene rostros, tiene tactos y sonidos que a menudo no entiendo o no sé controlar bien. Viene, y va, y uno lo toma o lo deja desaparecer para siempre.

wascartel